La atención es una función cognitiva que permite que nos centremos y nos mantengamos en estado de alerta, ante un determinado estímulo o información relevante.

Una mente atenta es una mente que percibe los estímulos para utilizarlos convenientemente.

Una mente dispersa nos provoca muchos inconvenientes en la vida cotidiana: no recordar lo que he venido a buscar, no recordar lo tenía que decir, olvidar una cita….

Una mente distraída nos puede provocar  inestabilidad emocional y agotamiento mental y se  traduce en apatía, desmotivación, aislamiento… alejándonos  de nuestros propósitos y de la confianza necesaria para enfrentarnos a nuestras tareas.

En nuestra dinámica grupal en el Centro Social el trabajo de la atención está presente desde el principio hasta el final de la sesión. A través de la meditación, favorecemos la atención a uno mismo y al momento presente y a través de actividades de interacción social  favorecemos una atención al lenguaje y a los procesos de comunicación con los demás y el entorno.

En nuestra dinámica en el  CITA ofrecemos una estimulación de la atención,  a través de actividades interactivas.

De todos los recursos que utilizamos para el trabajo de la atención sostenida,  destacamos el material  encontrado en el blog de Alberto Abarca Fillat. https://9letras.wordpress.com/. Son PowerPoints, con un diseño interactivo y gran apoyo de imágenes y sonidos. Además nos permite trabajar la destreza con el ratón  y la habilidad de coordinación visomotora  que esto conlleva.

Aquí os dejo una pequeña muestra del recurso del blog citado anteriormente.

unomas